25.8.11

Desayuno con Diamantes


Por Ilenia Loredo



“Breakfast at Tiffany’s”, la tan famosa película protagonizada por Audrey Hepburn en unos de los papeles más recordado, simpáticos y emblemáticos de su carrera, celebra 50 años de vida (se estrenó el 5 de octubre de 1961). Y es considerada un clásico del cine.

“Breakfast at Tiffany’s” es una adaptación del director Blake Edwards de la novela de Truman Capote.  La historia cuenta las aventuras en el Nueva York de los años 60’s de Holly Golightly, una joven desenfadada que busca la felicidad en base a imagen, dinero y superficialidades. Golightly es una aficionada de las fiestas de alta sociedad,  joyería –en especial la tienda de joyas Tiffany’s en la Quinta Avenida- y hombres ricos que la mantienen, hasta que su vida se cruza con la de Paul (George Peppard).



"Breakfast at Tiffany's" obtuvo cinco nominaciones a los Óscar, una de ella para Hepburns, y logró las estatuillas de Mejor banda sonora y Mejor canción, por "Moon River", creadas por Henry Mancini.

Todo empieza con esa memorable escena en la que Holly baja de un taxi, se para frente a la vitrina de Tiffany’s con un pan danish y un café en mano para observar la belleza de  las joyas y soñar que pertenece a ese mundo. Holly asegura que cuando esta triste va a Tiffany’s y eso la hace sentir mejor ya que ahí todo es perfecto. 



Golightly es una muchacha que escapa de sí misma e inventa un mundo en el que desea vivir, un mundo lleno de frivolidad. Ella, que tiene numerables amigos nocturnos ocasionales, es una mujer caprichosa que utiliza a los hombres para sus fines, y tiene el firme propósito de nunca encariñarse con alguien ni enamorarse porque lo encuentra falso ya que para ella todos los hombres son unas ratas. 

Su mundo cambia cuando conoce a Paul Varjack a quien ella llama Fred. Paul es un escritor que tiene esa faceta completamente abandonada porque carece de inspiración. Su situación es similar a la de Holly, es mantenido  por una mujer de alta sociedad. Paul y Holly establecen una relación amistosa muy particular, los dos serán cómplices de aventuras. Holly inspirará a Paul a retomar su pluma y el escribe un libro sobre ella. Una joven llena de miedos que tiene un gato sin nombre e identidad, al cual llama “gato”. 



Al inicio son solo amigos pero el romance no se hace esperar. Holly no aceptara estar enamorada por lo que decide casarse con un millonario brasilero. Pero, como se dice, el amor encuentra su camino y todo termina en una romántica escena bajo la lluvia.
  
"Breakfast at Tiffany’s" tiene sus detractores porque hay quienes piensan que el papel de Audrey solo se limita a encarnar a una prostituta. Y la verdad es que la película trata la prostitución de una manera muy sutil y con un toque de glamour. Holly refleja  la soledad a la que te puede llevar tener una vida exclusivamente de banalidades, la búsqueda de la felicidad por los medios erróneos y de lo que una persona es capas cuando quiere escapar de su pasado y quiere subir de posición social, renunciando al amor por el lujo y el confort.

Si te gustan los clásicos y las historias de amor pues esta es una película muy recomendable. Además, esta es una película que esta llena del estilismo de Audrey quien camina por toda Nueva York con gafas súper grandes, vestidos Givenchy –que fueron diseñados exclusivamente para ella-, perlas y boquilla para fumar cigarros. Todo ello dio las bases del glamour de la década de los 60 y convirtió a Audrey, gracias a su belleza y fragilidad, en un ícono de la moda; y la consagración de Holly, un personaje que aun sigue apareciendo en imágenes, posters, cuadros, por todo el mundo. Breakfast at Tiffany’s marco una década y lo que el glamour sería hasta nuestros días.


Es, definitivamente, una absoluta película de culto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...