5.4.15

Rutina natural de belleza

Les cuento que, mientras me hacía las baby ligths, aproveché para realizarme una mascarilla y dejar mi piel como la de un bebé. 



Ésta es una rutina que me vengo haciendo hace algún tiempo, porque no soy de usar cremas ya que me causan alergia (mi piel se pone roja o me enroncho). Por eso, prefiero optar por lo natural.

La  rutina consta de dos paso y 4 ingredientes: miel de abeja, avena, yogurt natural y azúcar. Además es importante tener a la mano dos recipientes con agua tibia y, previamente, enjuagar tu rostro con agua tibia también.


El primer paso es preparar el exfoliante mezclando 1 cucharada de miel y una cucharada y media de azúcar. Una vez que los dos ingredientes formen una mezcla homogénea, aplícalo a tu rostro con pequeños masajes durante 3-5 minutos. Tienes que cubrir todo y no dejar de masajear. Una vez pasado ese tiempo, enjuaga tu rostro con uno de los recipientes de agua tibia.


A continuación mezcla  1 cucharada de avena, 1 de yogurt natural y media de miel de abeja. Aplica esta mascarilla en tu rostro y deja que actué entre 15 y 25 minutos. Enjuaga con agua tibia hasta retirar todos los restos de la mascarilla y enseguida enjuaga tu rostro con agua fría. De esa manera cerrarás los poros que se abrieron con la exfoliación y el agua tibia, evitando que impurezas ataquen tu piel. 


¡Y listo! Ya está la rutina de los domingos :) 

Algunas personas me han comentado que cuando se hacen exfoliación y mascarillas en salones de belleza sienten que les maltratan el rostro y que, luego, les sale espinillas. Con esta rutina eso no pasa porque es natural ;)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...