2.9.15

BYE BYE ÓMBRE, ¡BIENVENIDAS MECHAS BALAYAGE!



¡Chicas! Desde hace tiempo que quería sacar este post, pero otros debieron salir a la luz primero. 

Como saben el ómbre hair, o mechas californianas, ya fueron. ¡Y desde hace una temporada! Con toda la onda de lo "normcore", que básicamente es un look natural y hasta minimalista,  se puso en tendencia las mechas balayage, que tiene diferentes versiones como el sunkissed (que es el que llevo  hoy en día), el tortoiseshell y las baby lights

La diferencia entre el ómbre y el balayage (aunque algunos consideran que las mechas californianas son parte del balaye, yo no lo creo), es que mientras las ómbre son un degradado que va bajando de la mitad del pelo a las puntas (raíces oscuras hasta llegar a puntas rubias, nunca fue pintar la mitad de tu cabello rubio); el balayage se trata de mezclar diferentes tonos de rubios y castaños pero de manera súper natural, obteniendo un degradado progresivo y, sobre todo, sutil. 


En resumen: El balayage se realiza de (casi) raíz a puntas y las mechas californianas de medios a puntas. 



El balayage es perfecto por si quieres cambiar tu look pero sin teñir todo tu cabello, ya que en realidad solo son mechas teñidas de castaños y miel y, lo mejor de todo, es que no necesita tanto retoque. Eso sí, hay que cuidar el pelo con cremas y recondicionamientos ya que, no importa cuál sea el tinte, nuestro pelito siempre se maltrato un toque. 

En conclusión, si eres morena y quieres mantener tu color con las balayage puedes hacerlo, pero si quieres aclarar todo también hay la opción de cambiar el color base y, sobre ello, hacer las mechas. Eso sí, las mechas tienen que ser, máximo, tres tonos más claras que el resto. 

Si ya te animaste, te dejo unas imágenes del balayage para que vayas a tu salón ¡ya!



Imágenes obtenidas de Pinterest

  Tengo info de dos salones que se especializan en esta técnica, por si quieren el dato ;) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...