8.2.17

¡NO LE TENGAS MIEDO AL BLANCO!




Se han dado cuenta que la mayoría de mujeres de talla grande le tenemos PAVOR al blanco porque, según un mito urbano, engorda. Normalmente es un color que evitamos pero en realidad no deberíamos hacerlo porque hay muchas formas de llevarlo que sí nos va a favorecer. 

No se trata del color, sino de la tela y de la caída. 

Por ejemplo, jamás de los jamases voy a recomendar usar un top super licra, de esos que aunque no quieras, hace que no quede ¡nada a la imaginación! Lo que si voy a recomendar es que se atrevan a usar pantalones blancos que quedan súper lindos, ¡sobre todo en verano!

Vamos con unos tips para llevar blanco y sacarnos ese miedo.

1. ¡Conoce tu figura! No tengas miedo de ver en el espejo hasta el más último detalle. Solo y solo de esa manera vas a saber qué partes de tu figura quieres resaltar. Por ejemplo, si tienes mucho busto, lleva blanco pero a la vez lleva un accesorio que llame la atención. Si tienes un gran "toto", usa pantalón blanco (no uno extra slim), y un top que cubra tu derrier. Si tienes una figura reloj de arena, usa un vestido al cual tú le des la forma. Si eres un poco más "recta" o figura ovalada, usa un vestido suelto y resalta tu silueta con una correa. 

2. Encuentra eso que más te gusta de ti (físicamente hablando, claro está). ¿Por qué? Porque así sabrás en qué característica quieres enfocar tu atención y de quien sea te vea. No te olvides que el blanco es simplemente un color más. 

3. Pruébate todos los blancos (el nieve -ese no es su nombre técnico jeje-, el perla, el beige claro, etc). Lo que pasa es que hay bastantes tipos de blancos y tienes que descubrir cuál te va. El secreto para saber qué color te va es ese que al ponértelo te ilumina. Cuando lo veas, lo vas a reconocer ;)  

4. Inicia la aventura con tops blancos básicos de algodón, cuello V y que caiga hasta por tus caderas. 

5.  Sigue con tops manga cero, siempre de algodón un toque sueltos. No comentas el error de tener "complejo de gordis", ese en el que llevas prendas demasiadas anchas para "ocultarte". Simplemente así no funciona. 

6. Lleva la "camisa blanca" al siguiente nivel y cómprate varias. Esta es la manera más fácil de acostumbrarte a verte en este color.

7. ¡Pruébate todo y no seas tan crítica contigo misma! No pierdes nada probándote cuanta pieza blanca encuentres, ¿no crees? Es más, ganas descubrir qué te va mejor. 

Aquí algunas ideas de inspiración ;) 





No te olvides que si necesitas ayuda en renovar tu guardarropa o alguna consulta adicional no dudes en contactarte conmigo que estoy súper dispuesta a ayudarte y resolver tus dudas :) 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...