10.5.17

LO QUE HE APRENDIDO DE MI ACCIDENTE


Sé que esto sale totalmente de lo que suelo tratar en el blog, pero no quería dejar de compartir lo que he aprendido con esta experiencia. Porque sí, he pasado una de esas experiencias que, quieras o no, te cambian un poco. O quizá, mucho.

Como algunas saben, durante Semana Santa tuve un accidente en Ica, como resultado me fracturé la cadera y tuve que pasar por una cirugía. Todo salió bien, pero tuve unas complicaciones lo que hará que mi recuperación sea mucho más lenta de lo esperada. Por ejemplo, tengo que seguir en cama por dos meses más porque los doctores no quieren que me pare.

Una de las primeras cosas que me ha enseñado todo esto es ser paciente. De verdad que soy la persona más impaciente del mundo, como les conté en Facebook. Sin embargo algo que sigo aprendiendo día a día es a sobrellevar lo que va pasando, de a pocos. Tuve que esperar una semana inmóvil para que me operaran y tengo que seguir esperando varios meses hasta volver a caminar. Eso es, esperar. Y mientras espero no puedo desesperar porque el proceso de recuperación es así. Como me digo a mi misma estos días, no me queda de otra. Lo que sí, es que he elegido llevar todo esto con una sonrisa.

No les voy a mentir. Hay días que son complicados. Hay días que sigo sin entender por qué. Hay días que tengo mucho miedo a no tener los resultados que espero. Pero la mayoría de los días estoy esforzándome por ser optimista y confiar en que saldré de esto. Y eso es algo que también estoy aprendiendo. Si bien mi estado médico no necesariamente depende de mi, si mi estado de ánimo y el esfuerzo que le ponga a la recuperación. 

Algo que sí he aprendido, bueno no sé si aprendido sino más como un "oye tú, despierta", es a apreciar las pequeñas cosas. Hay cosas que extraño que nunca pensé haría. Estoy segura que en su mayoría, nadie lo hace, como sentir la ducha sobre tu rostro, o simplemente caminar. Pero más que todo a apreciar a las personas que me rodean y que me quieren. En realidad tengo la bendición de tener en mi vida gente que realmente me suma y que, está ahí para mi en un momento tan complicado. Amigos/familia con la que siempre hablo y otros con los que no hablaba seguido (o por mucho tiempo) pero que al enterarse se tomaron el tiempo de irme a ver o escribirme. Espero nunca tener que volver a pasar por una situación de este tipo para apreciar a las personas que importan. 

Chicas, dejemos de pensar que todo es para siempre porque no es así. Apreciemos las cosas chicas también y, sobre todo, a las personas que nos importan y para quienes nosotros somos importantes.  

Esta es una fotito de antes del accidente, bien contenta jaja. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...